Overblog Suivre ce blog
Administration Créer mon blog
16 avril 2013 2 16 /04 /avril /2013 08:56

 

 

1365957903 553229 1365958187 noticia normal

                  Un buque de gran tonelaje entra en la bahía de Pasajes. / JAVIER HERNÁNDEZ

 

El plan director de la infraestructura recibe 600 alegaciones en el país vecino


MIKEL ORMAZABAL San Sebastián 14 ABR 2013 - 23:10 CET 

 

Las autoridades francesas han emitido una “opinión desfavorable” sobre la viabilidad medioambiental del puerto exterior de Pasaia y advierten de los riesgos que esta infraestructura podría ocasionar sobre el medio marino, los recursos pesqueros, la economía del surf y el turismo del País Vasco francés.

La oposición de Francia es total, vistas las alegaciones que se han presentado durante el periodo de consulta pública al que se sometió el proyecto portuario. Existe amplia coincidencia en que la dársena adosada al monte Jaizkibel causará “un ataque en la red Natura 2000”, en el patrimonio geológico del litoral y en la fauna pelágica, además de daños en la salud.

El departamento francés de Pirineos Atlánticos ha elaborado un informe de nueve folios, al que ha tenido acceso EL PAÍS, que recoge las principales inquietudes que han formulado los ciudadanos vascofranceses en sus 599 alegaciones al Plan Director de Infraestructuras del Puerto de Pasaia.

Supone toda una sucesión de juicios contra de la construcción de la dársena exterior, un proyecto con un coste de 765 millones de euros que se encuentra en dique seco tras la pérdida de apoyos políticos e institucionales en Euskadi.

La comisaria Marie Thérèse Arrieta, de la Prefectura de los Pirineos Atlánticos, ha sido la encargada de formular el dictamen final de la consulta realizada en Francia del 27 de diciembre de 2012 al 28 de enero pasado. Durante este periodo, concejales y alcaldes de municipios de la zona, numerosos grupos medioambientales, asociaciones vinculadas con la naturaleza, el sector de la pesca y toda la industria del surf han tomado parte activa en contra de la dársena.

Entre las dudas que hace constar en su informe, Arrieta se pregunta si el puerto exterior sería “compatible con el proyecto de corredor ecológico marino previsto entre San Sebastián y Biarritz”.

El  informe presenta toda una batería de argumentos en contra de la construcción de la dársena

La comisaria concluye que la oposición al puerto exterior “es muy marcada” en Francia, donde el proyecto suscita múltiples interrogantes.

Existen dudas sobre la necesidad real de una infraestructura de ese tipo en la fachada costera, sobre la “sincera evaluación” de los costes, su viabilidad en plena crisis y el verdadero estudio de todas las opciones existentes.

Los franceses consideran poco riguroso que se pretenda construir un puerto que mueva 17,5 millones de toneladas en 2030, cuando en 2003 esa cifra era de seis millones y en la actualidad ha caído hasta 3,1 millones. Y se preguntan por qué no se ha valorado “suficientemente” la opción de “colaborar con el puerto de Bilbao", que aún podría aumentar en 12 millones de toneladas su capacidad de tráfico de mercancías.

La comisaria enumera los principales riesgos que causaría la futura dársena de Pasaia, principalmente contra la red Natura 2000, que protege “una riqueza ecológica y paleontológica internacional” así como contra “hábitats y espacios de interés comunitario” que deben conservarse. El puerto exterior, según las alegaciones de Francia, afectará a las aves migratorias, modificará la “mecánica del litoral” y “golpeará” a la bahía de Txingudi.

Se advierte del aumento de la turbiedad del agua a causa del movimiento de 16 millones de metros cúbicos de tierras para construir la dársena. “Puede originar el movimiento de elementos que producirán una propagación de contaminantes químicos”, detalla el informe.

A ello se suman los diversos efectos sobre los recursos pesqueros o el peligro que causaría al mundo del surf, que en el País Vasco francés concentra unos 3.500 empleos. Arrieta alerta también de que “el deterioro de la calidad de las aguas y de la imagen de la región acarreará un perjuicio directo a la economía y el turismo”.

Las 599 alegaciones francesas se sumarán a las registradas durante el periodo de exposición pública en Euskadi. Se tramitaron 4.200 alegaciones, de ellas 3.600 opuestas al plan.

La tramitación ambiental del proyecto todavía no ha acabado. La Autoridad Portuaria de Pasaia remitió a comienzos de 2012 al Ministerio de Medio Ambiente el Informe de Sostenibilidad Ambiental (ISA) del Plan Director —tuvo que hacerse por segunda vez—, pero aún no ha comenzado siquiera a redactarse la memoria ambiental, donde deberá figurar si es aconsejable o no realizar el proyecto.

 


 

Source : http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/04/14/paisvasco/1365957903_553229.html

Repost 0